El tiro olímpico volvió a la competición el pasado fin de semana con más fuerza que nunca tras el confinamiento. Más de 700 tiradores participaron en la I Copa RFEDETO.

Los deportistas clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio, Alberto Fernández y Fátima Gálvez, tiraron en el Club de Tiro de Madrid de Somontes y en el Club de Tiro de Vera, respectivamente.

Ambos destacaron tras la competición que las sensaciones que habían tenido eran “muy buenas” y manifestaron que “los tiradores somos muy conscientes de la situación tan grave que padecemos por la pandemia y en el campo de tiro se ha notado la seguridad sanitaria”.

Fernández (en la foto) subrayó “la originalidad de la competición al ser simultánea en toda España” y señaló que “la vuelta a la competición supone un paso más a la hora de retomar sensaciones y ver que el resto de compañeros pueden lograr grandes retos”.

Por su parte, Gálvez declaró que “durante el confinamiento estuve entrenando muy duro y bien en casa, debido a la situación sanitaria y ahora, en la competición, aunque la primera ronda no se me dio bien, retomé impulso para afrontarla y quedar en una tercera posición que me da fuerzas de cara a la temporada, por lo que estoy muy contenta”.

Sonia Franquet, María Quintanal, Eva Clemente, Beatriz Martínez, Mar Molné, Jesús Serrano, Antonio Bailón Adriá Martínez, entre otros, pudieron participar de forma simultánea en sus respectivas provincias, en la primera cita oficial tras el desconfinamiento.

El presidente de la RFEDETO, Miguel Francés, acudió a la competición celebrada en el Club de Tiro Olímpico del Principado de Asturias (Oviedo), para acompañar a los deportistas en su primera actuación deportiva y afirmó que “todo ha salido muy bien. Ver a los deportistas volver a la acción en una competición sin precedentes es, para mí, un orgullo”.