El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dirigido a los centros educativos de la región la “Guía de descansos activos”. El objetivo es favorecer la práctica de la actividad física entre los escolares.

Se pretende también fomentar el uso de metodologías que mejoren la calidad del aprendizaje y la concentración del alumnado.

La metodología basada en descansos activos se caracteriza por incluir periodos cortos de actividad física dentro del aula, mientras se aprenden o repasan contenidos académicos de diferentes áreas curriculares. Por ejemplo, a través de diversos juegos, se pueden aprender operaciones matemáticas.

Como objetivos de los descansos activos, destacan los referidos al aumento de los niveles de actividad física diaria y reducir el sedentarismo durante la jornada escolar, junto con la mejora de la atención, aliviar la tensión y el estrés, así como permitir que el alumnado esté más preparado para aprender.

La guía ha sido elaborada por profesorado de centros escolares de la región que están desarrollando un Proyecto Escolar Saludables (PES) y está enmarcada en el convenio de colaboración entre la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Junta de Comunidades.

Las propuestas presentadas han sido previamente realizadas para garantizar su idoneidad tanto en el contenido como en la propuesta motriz. Tienen un formato de fichas para Educación Infantil y Primaria. En el caso de Primaria, se presentan alternativas para poder aplicar en ciencias de la naturaleza, ciencias sociales, lengua castellana y literatura, matemáticas, inglés y educación artística.

En cada ficha, el docente podrá encontrar información sobre los elementos curriculares que se pretenden potenciar, así como sobre la demanda tanto física como cognitiva de la actividad para el alumnado, todo ello mediante una simbología y escala de colores específica.